TALLER EN HAITÍ.

Fin. El taller de Haití ya es historia. Diurante mas de dos semanas hemos estado en el SOLEIL, la zona de los desplazados del terremoto que perdieron sus casas en Puerto Principe.  Hemos tenido a 40 niños y niñas en un taller, que, a priori, se tendría que hacer solo con 20. ¿Pero, cómo le vas a negar a un niño sin zapatos que entre en la clase? Al final entraron todos los que quisieron. Cada día venían mas y mas…se corría la voz en el pueblo y esta semana la clase parecía el camarote de los hermanos Marx donde a penas si cabían los lápices y para comunicarte con tus compañeros tenías que silvar.

IMG_2885

Hemos tenido niños que no tienen agua en un clima donde el sol cae alto como una flecha ardiendo. Niños que se podía tocar el silofón con sus costillas. Niños que viven en Puerto Principe. La capital. Un manicomio al aire libre sin servicio de recogida de basuras. Niños que sus madres les dicen, “Pídele al profesor que te lleve a vivir contigo.”

IMG_5982
Sin embargo hemos tenido niños que demuestran que son ellos los que pueden enseñarnos muchas cosas mas que nosotros a ellos.

IMG_4740
Hemos tenido chicos preadolescentes que se han dado cuenta que la vida era una cosa y es otra, que la decepción es la que tiende su mano, que no tienen ni un solo instituto público donde acudir , mientras 20 familias ricas viven de espaldas a las personas y se pelean por un trozo de pastel cada vez mas pequeño devorado por el mercado yanqui que obliga a importar su arroz y hundir las plantaciones locales.

FullSizeRender (1)
¿Quién coño quiere ser rico en país así con una gente aplastada que vive como si el terromoto de hace unos años pasara ayer?

A sido agotador, pero, todo lo que nos han dado compensa para los restos. Valía la pena pegarse el palizón sin apenas dormir para tener lista la películita y el último día, casi en un suspiro, conseguimos montar todas las animaciones con sus voces para que se pudieran reconocer en ellas. Se lo pasaron bien. Señalaban sus dibujos, la parte donde habían intervenido en la animación y se rieron mucho con algunos pasajes divertidos: “Haití, campeona del mundo de fútbol-botella.” Y lo mejor, muchos monitores de la escuela nos dijeron que los niños habían cambiado y mejorado en el poco tiempo que hemos estado con ellosAhí está Haití, le tabló.” “Haití, la pizarra”.

Una película de cinco minutos casi toda animada en la pizarra porque en la escuela solo tenían eso, una pizarra. Tiza. Y ganas de aprender.

Leave a Comment