• PDA Films | Nápoles
  • PDA Films | Nápoles
  • PDA Films | Nápoles
  • PDA Films | Nápoles
  • PDA Films | Nápoles
  • PDA Films | Nápoles
  • PDA Films | Nápoles
  • PDA Films Napoli

Nápoles | Comidas del mundo | PDA Films

Nápoles. Ciudad sucia, y caótica. Llena de vigor y juventud. De piedras sagradas y rincones misteriosos. Inventora de algunos platos que socorren nuestros menús a diario. A ella le debemos por igual los spaguettis y los principios básicos de la mafia que sufrimos en nuestras carnes con los banqueros y políticos de nuevo cuño.

¡Cómo no querer una ciudad así y cómo no aprovechar y hacer unos pequeños clips animados en un lugar como éste con algo tan suyo como la Pizza!

Y hasta el Instituto Cervantes de Nápoles nos desplazamos para hacer un taller con 7 niños Napolitanos entre 9 y 12 años, cuyo resultado inaugura un pequeño proyecto que hemos denominado “Comidas del mundo“. En este caso hemos decidido realizar animaciones cenitales a gran formato permitiendo la interacción de objetos y personas. Una técnica que se conoce en el argot de la animación como pixilación donde en este caso un niño interactúa en el mismo plano con una medusa con patas de papel de water.

Pensamos que sería buena idea hacer tres pizzas gigantes en el suelo. Dos de ellas inspiradas en pizzas reales: La Marinara y Diábola. Y una tercera que consistía en una libre interpretación de los niños donde nos contaron a su maravillosa bola, el funcionamiento de la mafia napolitana que controla el asunto de la basura en la ciudad desde, incluso, antes de que se inventara la basura y que llamamos Pizza de la Mafia.

Para este taller mi compañera de proyecto Natalia Pérez y yo contamos con la ayuda de la que puede ser una de las mejores profesoras de manualidades que hay en activo, Cristina Moreno, (aquí os dejo su hermoso blog que lo acredita: manualscanigo ) y Juanjo Sáez que de vez en cuando se arremanga sus camisas planchadas y pone su gracia y salero a este proyecto que nos gusta contagiar de su enorme talento.

Tres pequeñas piezas a gran escala, salpimentadas por unas cortinillas hechas ya en Barcelona por el hacha del cut-out, Rafa García, quien con mucho amor hizo un treintena de pimientos animados, entre otras lindezas que aquí se pueden ver; escudado en la postproducción por Juan Pablo Lozano, otro hombre orquesta de la casa.

Son tres minuticos de diversión y juego que viene a destensar la presión que supuso enfrentarse a la embestida del trabajo infantil, temática tratada en el cortometraje realizado en Perú: “Los hijos del Ayllu”

Que os aproveche!

 

Leave a Comment